20110914

La gente cambia. Y la vida sigue.


No no, no estoy distinta, sigo siendo la misma chica de siempre. Los que cambiaron fueron las personas que me rodean. 
Mi colegio no es el mismo de antes. Esta más mierda de lo que era. La gente mas basura y falsa, y ... fría. 
Si tengo que hablar mal de mi curso, hablaría de las chicas. En general, son todas unas descerebradas.  Y a veces me siento tan mal hasta querer cambiarme. Ahí nadie me comprende, ni se asoman un poquito. Piensan que soy rara y que estoy loca, me chupa un huevo, pero tampoco es lindo que te traten como si fueses una estúpida en la que todos pueden pasarla por encima. Obviamente no me dejo, pero de todos modos, sigue molestando. Sólo puedo confiar en mi compañera de banco, y que sé que es la única que va a estar conmigo y no me va a dejar aparte como las otras. 
Y esas veces cuando deseo cambiarme de curso, deseo irme a la tarde, porque ahí están las personas con las que más me siento cómoda (además de mis bff), con las que más me entiende, y con aquellas personas que se hacen querer tanto y me quieren a mi por como soy. Eso es lo que necesito. Necesito un poco de aceptación, y con ellos puedo lograrlo.

A pesar de mi curso, y de todos los boludos que hay en mi colegio, hay personas que las aprecio con todo mi corazón por las cuales me hacen mantener viva ahí- 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco por comentar!